Blog

 Te invito a leer mis artículos de maternidad y psicología con perspectiva de género


Es fundamental poder conversar y comprender que nosotr@s como mamás y papás debemos poder validar y nombrar lo que les ocurre a l@s niñ@s y no restarle importancia o magnitud a sus acontecimientos.

La gestación es el momento donde una mujer más aprende sobre sí misma. Esto nos dice Brazelton (1983). Sin embargo, debo decir que para mí esto no fue así. El mayor aprendizaje sobre mí misma fue posterior, una vez que nació mi hija.

Como el modo de comunicación de l@s bebés no es el lenguaje hablado por l@s adult@s, la creencia es que no entienden lo que les estamos diciendo. Siguiendo esta lógica entonces no tendría sentido hablarles y mucho menos dar explicaciones. Sin embargo esto no funciona tan así.

Ya no soy plan

03.04.2021

Antes de ser mamá me encantaba hacer planes con amigas. Programábamos encuentros para salir, comer rico y tomar algo. También nos juntábamos en una casa conversábamos, reíamos y demás. Hablábamos de nuestros trabajos, parejas, viajes, deseos y palabras como pañales, extractor de leche o rotavirus no estaban dentro de nuestro vocabulario.

Lactancia y sueño: dos temas que únicamente le competen a la mamá y al papá del/de la bebé. Sin embargo la gente pregunta, opina y cuestiona: "¿Aún toma teta?" "Pero si ya come hamburguesa." "Eso ya es pura agua." "¿Duerme en tu cama? No lo sacas más de ahí."

Hay ansiedades, miedos y expectativas respecto del parto que son propias de los momentos finales del embarazo. Sin embargo, hoy están en aumento dado que las incertidumbres por coronavirus son mayores. Los protocolos cambian o no se respetan. Cada país y clínica pareciera tener reglas propias.

A esta conclusión llegué hace poco. Luego de sentirme pésimo durante toda la noche, no podía dejar de pensar que al otro día "debía" sentirme bien porque mi hija me necesitaba sana. No tenía la posibilidad de quedarme en la cama descansando, de llamar a mi trabajo y avisar "hoy no voy, me quedo en casa recuperándome." No existe: para...

Históricamente se nos ha adjudicado a las mujeres las tareas de cuidado. Cuidado de la casa, del hogar, cuidado de l@s demás, del esposo, hij@s, padres mayores. No es una cuestión natural sino una construcción sociocultural que se ha establecido hace siglos y continúa en la actualidad.