Blog

 Te invito a leer mis artículos de maternidad y psicología con perspectiva de género


Gracias hija

13.12.2020

De hecho creo que es la tarea más difícil que emprendí

¿Sabías que somos muchas las mamás que recurrimos a la comida (fundamentalmente a lo dulce como el chocolate) para intentar que nos "salve" en momentos de ansiedad?

Se terminó el postnatal. Se terminaron las licencias. Llega el momento de volver al trabajo. Agregaría "volver al trabajo remunerado" porque te cuento que lo que estuviste haciendo todos estos meses con tu hij@ fue un trabajo.

Desde el enfoque de género que propongo, es necesario poder visibilizar que existen distintos tipos de familia. Cuando pensamos en familia la cabeza dispara automáticamente a la imagen de mamá, papá, hijo, hija y seguramente un perro. Esta es una típica imagen familiar que es la que venden en las publicidades.

Como ya hemos visto en un artículo anterior, los colores y los juegos no son propios de cada género. Hay allí una construcción cultural que es necesario ir desnaturalizando.

A lo largo de la historia de la humanidad las distintas sociedades se han construido a partir de las diferencias anatómicas entre los sexos. Estas diferencias se constituyeron en desigualdad que fue trasladada al ámbito social y político, atribuyéndoseles roles, características, derechos, obligaciones y comportamientos esperados tanto a hombres...

¿Desde cuándo la maternidad se volvió un examen? ¿Quién es el juez, la jueza que define si una lo está haciendo bien, si es una buena madre?

El rosa para niñas. El azul para niños. Las niñas juegan con muñecas y los niños juegan con autitos. Aunque son estereotipos aún nos encontramos con estas divisiones en la actualidad.

La maternidad y la paternidad son mundos nuevos donde nos encontramos desempeñando roles para los que no hemos estudiado.