¿Cómo cuidar nuestra salud mental?

22.01.2021

¿Sabías existen formas de cuidar nuestra salud mental?

Generalmente a la salud mental no se le brinda la atención y la importancia que merece y solemos preocuparnos por nosotr@s mism@s únicamente cuando tenemos una dolencia física. Pero cuando estamos con ansiedad, estrés y/o angustia, sufrimos de malestar emocional y esto tiene un gran impacto en nuestra vida.

La propuesta de mi parte es realizar actividades de cuidado de salud mental y también buscar profesionales que puedan ayudarnos a aliviar ese malestar.

Hoy entonces les quiero presentar algunas herramientas que podemos utilizar para cuidar nuestra salud mental:

  • Relaciones interpersonales: tu salud mental se verá favorecida si puedes establecer vínculos positivos con familia, amig@s, pareja. Es preferible alejarse de aquellas relaciones tóxicas que interfieren con nuestro bienestar.
  • Alimentación saludable: elegir alimentos variados y balanceados y cumplir con las comidas fundamentales del día (desayuno, almuerzo, merienda y cena). Esto nos permite generar no sólo un hábito saludable sino también incorporar la energía necesaria que requiere nuestro cuerpo y nuestra mente para funcionar correctamente. Si nos salteamos comidas, comemos apurad@s, ingerimos puras grasas y fritos, nos sentiremos con mayores niveles de estrés y/o ansiedad.
  • Descanso: dormir (ojalá) 8 horas cada día y procurar que sea un sueño de calidad, sin distractores como celular o televisor. El ambiente debería estar a una temperatura agradable y el pijama que utilicemos debe ser cómodo. Sé que siendo mamás es difícil lograr todo esto pero al menos procuremos que lo mucho o poco que podamos dormir de corrido sea un sueño de calidad.
  • Actividad física: realizar ejercicio regularmente y de forma constante colabora en tener una mejor calidad de vida, sentirse mejor física y emocionalmente. La liberación de endorfinas disminuye el dolor emocional. Así también percibirás que tu descanso se verá favorecido. Con la actividad física bajan los niveles de estrés y ansiedad.
  • Planificación: la organización de nuestras rutinas permite ir estableciendo objetivos más claros y alcanzables. La idea es no sobreexigirnos ni ponernos metas imposibles que nos generen mayor estrés.
  • Ejercitar el cerebro: es recomendable realizar juegos o actividades que requieran gran concentración y pensamiento crítico (rompecabezas, sudoku, crucigramas, ajedrez, pintar mandalas). Esto permite despejar la mente y lograr una buena focalización.
  • Compartir tus miedos y/o preocupaciones: encontrar personas de confianza con quienes puedas conversar respecto a tus temores te aliviará enormemente. Contar con un espacio de terapia para trabajarlos, también.

Ojalá puedan poner en práctica algunas de estas herramientas!